Hace unos meses, empecé a darme cuenta de que varios blogueros de contrastada reputación estaban re-construyendo sus blogs sobre WordPress Genesis Framework.

¿Qué es eso del Genesis Framework?

No es mi intención liarte ahora con aspectos técnicos, así que trataré de explicártelo de una manera sencilla. Imagina un cuerpo, donde el esqueleto es WordPress, los órganos son el Genesis Framework (tema padre) y la piel y la ropa que le pones es un child theme (tema hijo).

Framework Genesis WordPress

La limpieza del código del tema padre hace que tu sitio WordPress sea más seguro, fiable y rápido (y que sea más querido por Google, puesto que todo esto mejora el SEO), mientras que el tema hijo te permite controlar sus funciones y su parte estética (archivos functions.php y css.style).

Y si eso es bueno ¿qué es lo mejor? Que aunque se actualice el core de WordPress o el del mismo Genesis Framework, la plantilla del tema hijo no se ve alterada, vamos, que no cambia la apariencia de tu blog, con lo cual puedes tenerlo siempre actualizado, a pleno rendimiento y hecho un figurín ¿Qué te parece?

Genial ¿verdad? Eso mismo me pareció a mi cuando lo conocí, y por eso decidí subirme al tren al que muchos blogueros expertos se estaban subiendo ¡Hay que fijarse en los grandes! 🙂

¿Cómo me subí al tren de Genesis?

Hacía tiempo que no estaba contenta con el rendimiento que me ofrecía el servidor donde tenía alojado mi blog, había pasado de usar una muy buena plantilla gratuita a usar una plantilla premium, muy bonita y comprada en un lugar de buena reputación (en cuanto a la venta de plantillas para WordPress se refiere), pero que tenía un código malísimo, enlentecía muchísimo la carga del blog (ya enlentecida de por sí por el propio servidor) y que no se actualizaba con la suficiente frecuencia.

Fue entonces cuando descubrí Genesis Framework y, después de informarme bastante sobre el tema y valora los pros y los contras (luego te hablaré de esto), me decidí a empezar el año con un gran cambio en mi blog, así que me puse manos a la obra.

A parte de cambiar de alojamiento (esto no hace falta que lo hagas si estás contento con el tuyo), compré el Genesis Framework y después un childtheme (o tema hijo). Necesitas los dos para hacer funcionar el sitio y, aunque puedes adquirirlos juntos, te recomiendo que adquieras primero uno y luego el otro ¿Por qué? Porque una vez compras en la tienda de StudioPress, ya eres cliente y para futuras compras te aplican un descuento considerable. Así, te ahorrarás unos eurillos.

Una vez los tienes descargados en tu ordenador, es todo muy fácil, puesto que se instalan desde el planel de control de tu WordPress, como si fuera un theme cualquiera. Primero instalas el framework, lo activas y después instalas el childtheme y también lo activas. Necesitas tener instalados los dos para que funcione.

En realidad, podrías funcionar sólo con el framework, pero verás que su apariencia es extremadamente minimalista, por lo que o tienes tiempo y bastantes conocimientos a la hora de meterle mano al código, o mejor adquieres el childtheme que más te guste y se adapte a tus necesidades, en cuanto a estilo y funciones, y así no te complicas tanto la vida. La inversión es mínima y vale la pena.

Los pros

Además de todo lo que te he contado en cuanto a mejoras del rendimiento y del SEO de tu sitio, tienes que añadir que Genesis Framework es de código abierto y cuenta con una gran comunidad de desarrolladores detrás, por lo tanto, se actualiza frecuentemente y ofrece un gran soporte.

Al ser de código abierto, te ofrece todas las opciones de personalización que puedas imaginar. Y, por si fuera poco, la adquisición del framework y de los childthemes te da derecho a todas las futuras actualizaciones y a instalarlos en todos los sitios web que quieras sin tener que volver a pagar ni un euro ¡Gran ventaja si te dedicas a crearlos para tus clientes!

Los contras

Muchas opciones de personalización, pero si la plantilla que has elegido no te gusta exactamente como está y quieres realizar cambios, tienes que controlar un poco el tema del CSS. No es que sea especialmente difícil, de hecho, cuando le pillas el truco no es nada complicado, pero si se te dan especialmente mal estas cosas, pues puede ser un poco frustrante ver como no eres capaz de cambiar nada.

No obstante, estás de suerte, porque acaba de ver la luz un plugin, CSSHero, que te permite cambiar la apariencia de tu sitio sin necesidad de tocar el código y te da la opción de ver los cambios antes de aplicarlos realmente. Es de pago, pero me parece realmente barato para lo que ofrece y puedes comprobar cómo funciona antes de adquirirlo.

Yo lo hice todo a mano, pero me hubiera gustado poder contar con un plugin así. Me hubiera ahorrado mucho tiempo ¡Aunque no hubiera aprendido ni la mitad! 🙂
¿Quieres saber más?

Si estás pensando en cambiarte a Genesis o simplemente quieres conocer el tema más a fondo, te recomiendo consultar la web de Studiopress directamente, donde encontrarás un montón de información en inglés.

Si lo del inglés no es lo tuyo (aunque ya te puedes ir poniendo las pilas si te va el 2.0), puedes leer Genesis Framework: la guía re-definitiva que debes consultar si estás pensando en cambiarte a Genesis, en el blog de Omar de la Fuente. Tanto en este blog como en el de Franck Scipion, encontrarás información de mucha calidad y de lo poco que hay en castellano sobre Genesis.

Ellos subieron al tren un poco antes que yo y, sin duda, me allanaron el camino.

Un saludo a todos los lectores de este blog y gracias a Sergio por la invitación a formar parte de él.

Si os lanzáis y tenéis alguna duda, no sé todo sobre el tema, pero sólo tenéis que decirlo y trataré de ayudaros 😉

Teresa Sáez
@Teresaezc
www.tesacu.com

Resumen
Fecha revision
Titulo
Como usar WordPress genesis framework
Author Rating
51star1star1star1star1star