Tienes una tienda online o quieres lanzarte al mundo del ecommerce. La mejor forma de llegar a tu público día tras día es por medio de Google con unos consejos de SEO para Ecommerce

Lo quieras o no, el SEO será una de tus prioridades. En este post invitado de Juan Gonzalez vamos  a guiarte a través de las partes básicas del SEO que debes conocer o, mejor aún, dominar.

Lo primero: ¿por qué SEO para ecommerce? ¿Es distinto del SEO normal? Sólo en tus objetivos. Tú no buscas únicamente tráfico, sino atraer a personas dispuestas a comprar. Es el más difícil todavía: tráfico + conversión.

Eso significa que es fundamental partir de las palabras claves adecuadas, y medir a lo largo del camino no sólo el tráfico que te envían, sino cuáles de ellas te acaban dando ventas.

Enseguida me voy a meter de lleno en ello, pero antes, una ligera introducción sobre cómo funciona Google.

Nota: para acompañar esta guía, puedes consultar las diapositivas de mi curso de SEO para Ecommerce. Explican de manera más visual y con ejemplos todos los temas que voy a tratar, y te darán información adicional.

Guía SEO para Ecommerce paso a paso

1. Cómo funciona Google

Lo primero: hablo de Google, porque tiene una cuota de mercado del 95% entre los buscadores de tipo general en España (Bing, Yahoo, etc.)

Google es la principal fuente de tráfico de los ecommerce españoles. Supera al email marketing, al tráfico de pago y a las redes sociales. Como he dicho al principio, el SEO será tu principal campo de batalla.

Google es un algoritmo, un programa de ordenador. Está programado para responder de una manera determinada a ciertas señales o factores. Simplificando mucho, si hay una página que tiene 1000 enlaces entrantes y otra que no tiene ninguno, está programado para colocar más arriba a la página con los 1000 enlaces.

Pero la realidad es mucho más complicada, y el proceso tiene muchas partes:

  • Primero, Google debe encontrar tu contenido (rastrear)
  • Luego, debe almacenarlo en su índice (indexar)
  • Debe “comprender” de qué va, para mostrarlo cuando los usuarios hacen la consulta correcta (analizar el texto)
  • Por último, dentro de cada consulta, Google lo pone en orden (rankear)

Si Google no puede acceder a tu web, no puede mandarte tráfico. Parece de coña, pero me lo he encontrado en más de una web, que bloqueaba total o parcialmente a los robots.

Si accede, pero no la almacena, porque cree que no es contenido original, sino duplicado, por ejemplo, tampoco te mandará nunca tráfico.

Si no “comprende” tu web y cree que hablas de otra cosa, nunca te mandará a los usuarios que tú quieres. Si te manda algún tráfico, serán usuarios que no estarán interesados en lo que ofreces, y en su mayoría se darán la vuelta. Remedio: debemos analizar mucho las palabras clave con las que llegan los usuarios a nuestra web.

Por último, si no cumplimos con una serie de factores de posicionamiento de Google, nunca estaremos en las primeras posiciones para una palabra clave.

Hay más de 200, pero algunos de estos factores son:

  • Enlaces desde otras webs a la nuestra (backlinks)
  • Texto con el que nos enlazan (anchor text)
  • Mención de la palabra clave en el título y texto de nuestra página
  • Que nuestra web sea perfectamente legible
  • Velocidad de carga (más importante en móvil)
  • Buena experiencia de usuario (más importante en móvil)

Repito: Google rastrea, indexa, analiza y sólo cuando ya ha hecho todo esto, rankea. El problema es que muchos webmasters sólo se preocupan de la última fase: rankear. Y se obsesionan con crear backlinks a su web o con que sea la más rápida de la galaxia.

Pero antes de eso, hay que preocuparse por las tres fases anteriores. No podemos poner el tejado antes de los cimientos.

Optimizar las dos primeras fases (rastreo e indexado) es lo que llamamos SEO técnico. Para que Google comprenda lo que vendes y te envíe el tráfico adecuado, tendrás que encontrar las mejores palabras clave y usarlas bien. Eso es el SEO On Page.

Debería empezar por el SEO técnico, que es la base del SEO, pero como a todo el mundo lo que más le preocupa es lo que va a poner en su web, y además lo de técnico suena a “aburrido”, voy a hacer una excepción y empezaré por las palabras clave.

2. Cómo encontrar las mejores palabras clave

Las palabras clave que más te convienen no son necesariamente las que más tráfico tienen, sino las que revelan una mayor intención de compra por el usuario.

Por ejemplo, la keyword “iPhone” puede tener un volumen bestial de búsquedas cada mes, pero no nos dice si el usuario está listo para hacer el desembolso que conlleva un iPhone. Puede estar buscando por simple curiosidad, o quizá esté echando un primer vistazo a los smartphones del mercado.

Por el contrario, una palabra clave como “carcasa iPhone 7 plus negra” deja muy claro que ese usuario está dispuesto a comprar ya mismo.

Esta última es una long tail o palabra clave de cola larga. La mala noticia es que suelen buscarse poco. La buena, es que suelen estar menos competidas. Y juntando varias de ellas, puedes llegar a tener un volumen de tráfico muy interesante.

Entonces, hay tres variables en cada palabra clave: su volumen de búsqueda, su competencia y su intención de compra.

Herramientas para analizar palabras clave

A nivel básico, podemos saber las dos primeras variables gracias al Planificador de Palabras Clave de Adwords, gratuito y muy potente si se sabe usar bien.

Lo único malo es que ahora mismo no muestra datos exactos de tráfico, sino rangos aproximados. Pero para un primer análisis de un nicho, sigue siendo muy útil.

La columna “Competencia” nos dice el volumen de anuncios que suele mostrar Google cuando alguien busca ese término.

SEO para Ecommerce competencia Google

 

El único problema del Planificador de Adwords es que las palabras clave las pones tú. La herramienta puede darte sugerencias, pero no es un modo efectivo de llegar a  encontrar las mejores keywords de tu nicho.

¿Qué otro método es más efectivo? Espiar lo que está haciendo la competencia. Para ello, hay dos herramientas maravillosas que, bien usadas, te pueden descubrir todo un mundo de palabras clave para tu ecommerce: Semrush y Sistrix.

Con Semrush sólo debes introducir los dominios de tu competencia, y Semrush te dirá las keywords que le están dando tráfico.

SEO para Ecommerce competencia SemRush
No te quedes sólo en la primera lista de palabras clave que da la herramienta. Ve luego una a una por las principales páginas de cada dominio, y saca la lista completa de keywords que mandan tráfico a esa URL. Acabarás con tantas palabras clave que no sabrás ni qué hacer con ellas. Bueno sí, lo siguiente que debes hacer es quedarte con las que revelan más intención de compra.

Sistrix es una herramienta muy potente, casi imprescindible si ya tienes un ecommerce en marcha, no sólo por su capacidad de análisis de palabras clave y dominios, sino por lo fácil que es registrar el progreso que haces en cada keyword.

Lo que más me gusta de Sistrix es que puedes obtener, de un vistazo, todas las palabras clave para las que la competencia ya está posicionando, y tú aún no. Puedes filtrar las keywords por Top10, Top20 o Top100.

SEO para Ecommerce competencia Sistrix

Como bonus y por si todavía no tuvieras suficientes palabras clave, échale un vistazo a  Answer The Public, que te muestra preguntas que están buscando los usuarios en tu nicho. Son keywords ideales porque suelen tener muy poca competencia.

Crea contenido que responda directamente a preguntas de los usuarios y obtendrás tráfico relevante de una manera muy fácil. Además, con las búsquedas por voz cada vez se hará más común “hablar” con Google, en lugar de teclear una palabra clave tipo “hoteles Madrid”.

 

Por último, hay un método infalible: lleva a cabo una campaña en Adwords. ¿Por qué? Porque la mejor información posible sobre keywords está en los datos reales, de usuarios reales, que te va a dar Adwords.

Los datos sacados de herramientas no dejan de ser estimaciones y términos que les están funcionando a otros. Con este método, verás lo que te funciona a ti, quién te compra y quién no, y qué términos han usado. Para mí esa información es oro y me gusta conocerla antes de cerrar mi estrategia de palabras clave.

3. SEO On Page

Ya tienes tus keywords y ahora te lanzas a crear contenido para atraer tráfico de Google con esas búsquedas.

El SEO On Page son todas las acciones de SEO que se hacen en el código de tu página. Es todo aquello que puedes controlar y cambiar en todo momento.

La estructura del sitio (elección de categorías y subcategorías) afecta mucho al SEO, así como los nombres y textos que usemos en la descripción de nuestros productos.

Un error muy común es no usar en la página las mismas palabras clave que usa tu público al buscar en Google. Un caso que he visto más de una vez: pongamos que usas como palabra clave para uno de sus productos “set de ollas”. Lo incluyes en el título de la página de producto, texto, enlaces internos, etc.

SEO para Ecommerce competencia planificador palabras clave
Pero hay un problema: el público en realidad busca por “juego de ollas”. La segunda palabra clave se busca casi cinco veces más cada mes. Por tanto, esa es la keyword para la que debes optimizar.

Tus palabras clave, junto con sinónimos y keywords derivadas, deben aparecer en las meta etiquetas, en el texto y en la estructura (menú y categorías) de tu web.

  • Meta etiquetas: título, URL y descripción de la página, así como etiqueta alt de cada imagen de la página. Usa tus keywords de la forma más natural posible, no repitas la palabra clave como un robot.
  • Texto: recuerda usar sinónimos y hablar un lenguaje natural. El lugar más importante para usar las palabras clave y sus derivadas (recuerda el truco de las preguntas) son los encabezados h1, h2, etc.
  • Estructura: incluye keywords en los anchor text de tus enlaces internos (sin olvidarte del menú). Ordena bien las categorías y subcategorías, que no haya repeticiones o solapados entre ellas. Sobre todo, no apuntes a la misma palabra clave con dos o más páginas de tu sitio. Malgastas recursos y además confundes a Google.

Si ya apareces en el TOP10 para algunas búsquedas, pero no tienes presupuesto ni mucho tiempo para hacer SEO, una de las mejores cosas que puedes hacer es mejorar tus títulos y descripciones. Cuanto más llamativos, más usuarios harán clic y a la larga irás subiendo posiciones.

SEO para Ecommerce Rich Snippets
Pero hay otros elementos que puedes usar para atraer clics desde Google. Se trata de los rich snippets, esos elementos adicionales que aparecen en algunos resultados de Google, como las estrellitas o el número de usuarios que han opinado sobre un producto. Llaman poderosamente la atención y además “dan confianza”, algo muy importante en ecommerce.

¿Cómo se consiguen? Usando un lenguaje llamado schema.org, que puedes incluir en el código de tus páginas.

Para una lista completa de las acciones de SEO On Page, te recomiendo esta infografía (también está incluida en mi presentación de diapositivas).

4. Promoción y linkbuilding

Llegamos al linkbuilding, la parte del SEO que muchos creen que es lo más importante. Yo no digo que no lo sea, pero sí digo que nunca es lo primero que debes hacer para mejorar el SEO de una web.

Antes debes asegurarte de que estás apuntando a las palabras claves correctas y que tienes el buen contenido necesario para atraer y convencer a los usuarios interesados en esas palabras clave. Y entonces, sólo entonces, puedes salir a “buscar” enlaces para tu web.

Hacer linkbuilding no es fácil. Durante mucho tiempo, ha habido una especie de “alergia” a enlazar a otros, por aquello de “al enemigo, ni agua”, como si todos fuéramos competencia. Esto es una tontería, porque está demostrado que Google confía más en las webs que enlazan a otras, que a las que nunca enlazan.

Y además, una web de bodas no es competencia para la web de un fotógrafo. Al contrario: para la web de bodas puede ser bueno enlazar al fotógrafo, y viceversa. Esto es en realidad lo que es el linkbuilding: relaciones de las de toda la vida. Entiéndelo así y no pienses en cosas tan absurdas como crear enlaces spam o automatizados.

Para hacer linkbuilding, hay dos estrategias a seguir: 1) crear contenido muy bueno y 2) crear contenido muy bueno.

O sea, que si no tenemos buen contenido es casi mejor que no perdamos el tiempo. Y luego, podemos optar por:

  • Promoverlo entre las webs y bloggers que suelen compartir contenido parecido al que hemos creado (podemos ver quién con herramientas como Buzzsumo y TweetDeck).
  • Identificar oportunidades, analizando a la competencia (para ver quién les ha enlazado) o buscando webs de recursos dentro de nuestro nicho. Son webs que listan recursos y contenidos útiles dentro de un tema, no las hay en todos los nichos del mundo, pero si encontramos una, hay que aprovecharla.
  • Organizar o participar en eventos y actividades de networking. Ejemplo: doy un curso en una escuela y por ello la web de la escuela me pone un enlace.

¿Se puede pagar por un enlace? Según las reglas de Google, los enlaces pagados son publicidad, y como tal hay que ponerles una etiqueta nofollow. Si lo haces así, no hay ningún riesgo de penalización.

¿Conviene hacerlo? Sólo en casos muy concretos, como por ejemplo enlaces patrocinados en blogs de nuestra temática, menciones de influencers o plataformas de afiliación (esto cuando ya tenemos cierto volumen).

Ante la duda, los enlaces más valiosos para un ecommerce son los que pueden llevar tráfico relevante (posibles clientes y gente interesada en nuestro nicho). Yo no perdería ni cinco minutos en crear un enlace que no va a llevar ningún tráfico a mi web.

5. SEO técnico

Me duele poner esto al final, pero si lo pongo al principio me quedo sin lectores. 😉

SEO técnico son todas las acciones necesarias para que Google rastree e indexe sin problemas las páginas de una web.

Es la base. Sin un buen SEO técnico no será posible aumentar en tráfico y ventas.

¿Por qué? Google es una máquina. Es como el motor de un coche. Si tuvieras un problema mecánico en tu coche, ¿te meterías a arreglarlo sin saber de mecánica?

No puedes decir: “el motor no va”, pero lo voy a arreglar echándole agua, o poniendo otra marca de gasolina, o pintando el coche de azul. Eso no es solución, hay que meterse con la mecánica… Y eso es el SEO técnico.

El chequeo de SEO técnico. Cosas que debemos hacer siempre.

  1. Comprobar que no estamos bloqueando el acceso a Google mediante robots.txt
  2. Comprobar cómo rastrea Google nuestro sitio, a través de Search Console. Vigilar que no haya picos negativos (indica un problema en el tiempo de carga de nuestro sitio – a veces es culpa del servidor/alojamiento)
  3. Enviar un sitemap a través de Google Search Console. Hay plugins de WP y Prestashop que nos crean el sitemap. Shopify lo hace por defecto. No incluir páginas duplicadas en el sitemap.
  4. Comprobar cuántas páginas tiene indexadas Google mediante el comando de búsqueda site:tusitio.com. Asegurarnos de que no hay duplicadas y de que no faltan páginas importantes por indexar.

Optimizar el rastreo – ¿por qué es importante?

Google te asigna un presupuesto de rastreo, según lo importante que piense que es tu sitio web.

Por ejemplo, puede que te asigne un máximo de 2 minutos de rastreo al día, y eso no va a aumentar hasta que tu web crezca en popularidad (mediante enlaces de otras webs, búsquedas de marca, etc).

Pero puedes mejorar el tiempo de respuesta de nuestra web, para que en esos 2 minutos rastree más páginas.

SEO para Ecommerce estadisticas de rastreo

Y sobre todo, puedes asegurarte de que Google emplee su presupuesto fijo en rastrear las páginas más importantes.

Esto se consigue:

  • Usando bien las categorías y subcategorías (recuerda la parte de SEO On Page)
  • Incluyendo siempre los breadcrumbs o migas de pan en todas las páginas, y
  • Bloqueando en robots.txt o con la meta etiqueta “robots” todas las páginas que no queremos que rastree. Ejemplo: páginas de funcionamiento del ecommerce, como la página de confirmación de pago o Mi Cuenta, o la página de resultados de búsqueda interna.

El objetivo es que Google no pierda tiempo rastreando páginas que nunca te van a aportar tráfico orgánico.

Contenido duplicado

Debemos eliminarlo porque confunde a Google; si encuentra varias URLs con idéntico contenido, no sabe cuál es la que debe posicionar más arriba, y ante la duda, posiciona todas más abajo.

También se genera contenido duplicado, cuando repetimos idénticas etiquetas de Título y Descripción, aunque el texto dentro de cada página no sea igual.

SEO para Ecommerce contenido duplicado

Esto ocurre mucho en ecommerce, porque hay varias URLs para el mismo producto en distintos colores o tallas, o porque la plataforma genera una url distinta para cada categoría en la que un producto está incluido. Este problema se evita con la meta etiqueta rel=canonical.

6.-Conclusión: ¿Y la experiencia de usuario?

Queda hablar de la respuesta o experiencia de usuario. Es un factor que el SEO tradicional suele ignorar y que cada año cobra mayor importancia, sobre todo debido a la proliferación del uso del móvil para buscar en Google.

Hoy, ya hacemos más búsquedas desde móvil que desde PC. Los elementos del algoritmo de Google son diferentes para búsquedas móviles. En móvil tienen mayor peso algunos aspectos que afectan a la experiencia de usuario, tal y como ha reconocido Google.

Por ejemplo, Google ha anunciado que pronto penalizará los pop ups de entrada en las webs móviles.

Pero tanto en móvil como en PC, te conviene satisfacer a tus usuarios, además de por lo que pueda afectar al SEO, por otras razones:

  • En ecommerce, casi nunca se consigue una venta en la primera visita de un usuario. Pero si al usuario no le gusta la web o si carga lento, es muy probable que ese cliente no vuelva nunca. “El 88% de los usuarios dicen que no volverían a un sitio web tras una primera experiencia negativa” – Econsultancy
  • La velocidad de carga es especialmente importante en ecommerce, porque nadie quiere meter los datos de su tarjeta y que la web se quede bloqueada en mitad del pago. Según Google, dos segundos es el tiempo razonable para cargar una web
  • No sirve de nada aparecer el primero en Google si los usuarios van a salir rebotados de tu web tras la primera visita. Eso no es más que una manera segura de regalarle clientes a la competencia.

Y esta es la idea con la que quiero cerrar esta guía. Google puede mandarte tráfico, pero nunca te va a comprar nada. Los que compran son los usuarios, y a menudo son más exigentes que Google.

Por eso, en vez de obsesionarte con el algoritmo de Google, obsesiónate con lo que quieren tus usuarios. Te irá bien en SEO y en ventas.

Este artículo es un post invitado de Juan González Villa, Consultor SEO especializado en ecommerce y experiencia de usuario. Comparto lo que he aprendido en mi blog, useo.es y en mi perfil de Twitter, @seostratega.

Resumen
Fecha revision
Titulo
Guia SEO para Ecommerce
Author Rating
41star1star1star1stargray